Prepara los mejores repelentes para agobiar a los zancudos

En tiempos de verano, a parte del calor otro de los aspectos que suele resultar molesto en el ambiente, es la aparición de múltiples grupos de zancudos que si no tienes suerte, lograrán comerte y dejarte sus marcas por todo el cuerpo, sin lástima.

El molesto zumbido y sus picadas constantes, harán que quieras tener un repelente al instante que puedas usar, con solo chasquear tus dedos. Aquí verás las mejores soluciones de repelentes para que los prepares directamente desde la comodidad de tu casa y tengas la solución en tus propias manos, en cualquier momento y en cualquier lugar.

El clavo de olor, no resulta útil solo para dar un aroma a algunas recetas, también suele servir para preparar uno de los mejores repelentes que puedes tener a la mano. Para llevarlo a cabo, busca un champú para bebés, así como un litro de agua en conjunto con 30 unidades de clavos de olor.

Realiza una infusión con estos últimos y mézclalo con el champú, extiende esta crema por todo tu cuerpo y verás que ni un zancudo querrá acercarse a tu piel, durante las próximas horas, estés donde estés, en el interior o en el aire libre.

Eucalipto, útil para terapias respiratorias, pero también para usarlo como uno de los repelentes más efectivos en tiempos donde los zancudos, no te dejarán vivir ni un segundo. Para conseguir este efecto, hierve ¾ de hojas de eucalipto y posteriormente frótalo en zonas especiales donde suelen adherirse los zancudos, sean puertas, ventanas, entre otros puntos. El olor las repelerá y por ende, no podrán atacarte, desde ningún ángulo posible.

Manzanilla, resulta una de las soluciones esenciales que sirve como uno de los repelentes que puedes hacer con toda la facilidad asegurando un adiós definitivo a todos los zancudos, sin riesgo de que vuelvan a picarte, por lo menos mientras dura el olor sobre tu cuerpo de la misma.

 

Este se trata de un repelente completamente natural, que tienes a total disposición desde el momento que quieras, sirviendo además para refrescarte, pues debes hacerlo con agua fresca.

Aceite de almendras, una opción especial para aplicarla a los pequeños de la casa, siendo uno de los repelentes suaves con un efecto completo a pesar de tener un olor tenue que muchas veces no suele percibirse, pero con ello y todo lo que atrae consigo, también consigue deshacerse de los zancudos, en un abrir y cerrar de ojos. Puedes mezclar el aceite con albahaca o esencia de geranio y el efecto se potenciará en grandes dimensiones. Pruébalo y verifica su efectividad.

Lavanda, con su olor plenamente natural ha conseguido ser descubierto como un potente repelente con su aroma fuerte y que podrás refrescar tu piel, asegurando que ningún mosquito estará en contacto contigo.

Mezcla la esencia de lavanda en una crema neutra y aplícala en toda la piel, será imposible que cualquiera de los mosquitos pretenda acercarse a tu piel, si no quiere morir en el intento.